Investigación con Cannabinoides en Cáncer de Mama

  • 0

Investigación con Cannabinoides en Cáncer de Mama

El cáncer de mama es uno de los tipos de cáncer más diagnosticados a mujeres en el mundo, según datos del National Cancer Institute. Durante el año 2015, se diagnosticaron aproximadamente unos 246.660  casos de cáncer de mama invasivo a mujeres, y cáncer de mama in situ a 61,000 mujeres en los Estados Unidos. En el mismo país, fueron diagnosticados aproximadamente  2.600 hombres. Además, refieren que alrededor del 5% de las mujeres tienen cáncer metastásico, una vez que se les diagnostica cáncer de mama por primera vez.

En nuestro país, según datos de la Asociación Española contra el Cáncer, se diagnostican unos 26.000 casos al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino en nuestro país. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65. No obstante, en España no disponemos de un sistema nacional de registro de tumores para conocer las cifras exactas.

La incidencia en España es menor que la de Estados Unidos y Canadá, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Alemania, Francia y Suiza.

A día de hoy, disponemos de amplia evidencia, por lo que está surgiendo mucha  investigación en cuanto a la eficacia de ciertos cannabinoides para combatir el crecimiento y la propagación de tumores, en varios modelos de cáncer. Actualmente para muchos miembros de la comunidad científica son considerados agentes antitumorales directos en una variedad de cánceres agresivos.

http://www.cancer.gov/about-cancer/treatment/cam/hp/cannabis-pdq#section/all

Un grupo de científicos, liderado por el Dr. Sean McAllister, del California Pacific Medical Center, en  EE.UU, lleva casi una década estudiando los efectos de los cannabinoides, especialmente del Cannabidiol (CBD), sobre ciertos tipos de cáncer agresivos de mama y de cerebro. En las investigaciones preclínicas realizadas, han demostrado entre otras cosas, que el CBD puede reducir la metástasis en varios tipos de cáncer de mama.

El momento cumbre de su investigación se produjo en 2007, cuando demostraron que el CBD podía reducir la agresividad tumoral en el cáncer de mama, al bloquear o apagar a la proteína Id-1, responsable de la propagación del tumor, o metástasis.

http://mct.aacrjournals.org/content/6/11/2921.long

Unos años más tarde, en 2011, pudieron confirmar sus hallazgos en modelos animales, e informaron que el CBD inhibe la proliferación de células de cáncer de mama, y la invasión, a través de la modulación diferencial de la señal extracelular regulada quinasa (ERK) y especies reactivas de oxígeno (ROS), y que ambas vías conducen a una baja regulación de expresión de Id-1.

http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10549-010-1177-4

En 2014 publicaron otro estudio en la revista  British Journal of Pharmacology, y según palabras del propio Dr. McAllister, en dicha investigación se determinó que “el CBD fue eficaz en la inhibición de la progresión metastásica que conduce a la supervivencia prolongada en varios modelos preclínicos de cáncer de mama”. Se encontró que en modelos de ratones, el tratamiento con cannabidiol podía reducir la metástasis del cáncer de mama hasta un 70%.

Concluyeron que el uso de compuestos cannabinoides puede representar un enfoque potencial para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama metastásico y proporciona un marco para la síntesis de nuevos análogos de cannabinoides adicionales basados ​​en este compuesto.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4209152/

En junio de 2015, publicaron su último trabajo. Se trata de una revisión que se centra en los mecanismos por los cuales CDB, y otros derivados cannabinoides ineficientes en la activación de los receptores cannabinoides, inhiben la viabilidad de células tumorales, la invasión, la metástasis, la angiogénesis. También realizan una discusión sobre la posibilidad de los cannabinoides no psicoactivos de inducir la autofagia y la apoptosis o muerte celular, y mejorar la actividad de los agentes de primera línea que se utiliza comúnmente en el tratamiento del cáncer. Concluyendo, apoyan firmemente la idea de que derivados no psicoactivos de la planta de cannabis, pueden actuar como inhibidores directos de la progresión del tumor, así como mejorar la actividad de los tratamientos de primera línea.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4470774/

Dicho grupo de investigación no trabajó con THC, sin embargo afirman que está demostrada su actividad antitumoral en una variedad de cánceres agresivos, y mantienen la hipótesis de que la administración combinada de CDB-THC produce una mayor magnitud de la actividad anti-metastásica, y antitumoral.
En cuanto a los efectos antitumorales del THC, podemos encontrar amplia evidencia que se remonta a 1974, cuando investigadores de la Universidad de Virginia, encontraron que el crecimiento de un tipo de cáncer de pulmón (adenocarcinoma pulmonar), fue retardado tras la administración de dosis altas de THC.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?cmd=Retrieve&list_uids=1159836

Resulta imprescindible en este ámbito, citar la ya ampliamente conocida investigación llevada a cabo por el Dr. Manuel Guzmán en 1998, en la que descubrieron que el THC induce la apoptosis o muerte celular programada en células de glioma.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9771884

Dichos descubrimientos, han sido contrastados en otras investigaciones posteriores, como la realizada por la División de Medicina Experimental del Beth Israel Deaconess Medical Center, y publicada en 2011,  titulada: “El cannabidiol induce la muerte celular programada en cáncer de mama células mediante la coordinación de la diafonía entre la apoptosis y la autofagia”.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21566064

Posteriormente, en otro estudio de 2005, el equipo del Dr. Guzmán sugiere que el THC podría inhibir la angiogénesis, es decir, la formación de nuevos vasos sanguíneos que son responsables del crecimiento del tumor, en gliomas de ratón.

*Para más estudios sobre glioma y glioblastoma, consulte:

http://cbdnetwork.es/2016/01/30/ultimos-descubrimientos-sobre-los-efectos-de-los-cannabinoides-en-tumores-cerebrales/

 

Podemos encontrar bastantes artículos y estudios que confirman su eficacia antitumoral en varios  tipos de cáncer: próstata, páncreas, de colon, etc.

http://cancerres.aacrjournals.org/content/66/13/6748.full

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10570948

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22231745

Continuando con en el tema que nos ocupa, el cáncer de mama, otras investigaciones se han llevado a cabo siguiendo la línea del Dr. McAllister y sus colegas, con un cannabinoide sintético denominado 0-1663. Encontraron que, parece ser que activa los mismo procesos para luchar contra los tumores, que el CBD y el THC. Hay que mencionar, que parece ser que los efectos antitumorales del THC se producen a través de las vías de los receptores cannabinoides CB1 y CB2. Dichas vías, se encuentran en células tumorales en altas concentraciones anormales. La activación de los receptores CB1 y CB2 ha demostrado iniciar una serie de mecanismos que conducen a la muerte de las células tumorales, sin dañar a las células sanas como si lo hace la quimioterapia. Por el contrario, los efectos antitumorales del CBD parecen provenir de su capacidad para dirigir el gen Id-1, conocido por su papel en la metástasis de numerosos tipos de cáncer de mama.

En la misma línea, el equipo de investigación del Dr. Guzmán, publicaba en 2014 un artículo titulado: Cannabinoides:¿una nueva esperanza para la terapia del cáncer de mama?, en el que afirma que estos compuestos ejercen acciones anti-proliferativas, pro-apoptóticas, anti-migratorias y anti-invasivas en un amplio espectro de células cancerígenas en cultivo, y que el crecimiento tumoral, la angiogénesis y la metástasis se ven obstaculizados por los cannabinoides, basándose ​​en modelos de ratón genéticamente modificados. Finalmente concluyen que los medicamentos basados en cannabinoides pueden ser útiles para el tratamiento de la mayoría de los subtipos de tumores mama.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22776349

 

Un amplio estudio, publicado en 2015 en la revista “Molecular Oncology”,  ha centrado la atención debido a que se relaciona con un tipo de cáncer de mama más agresivo, con mayor facilidad de propagarse fuera de la mama, y de volver a aparecer después del tratamiento. El cáncer de mama triple negativo.

Se denomina de esta forma debido a que, las células cancerígenas de la mama ofrecen tres resultados negativos: son negativas para receptores de estrógeno (ER-), para receptores de progesterona (PR-) y para HER2 (HER2-), por lo que es poco probable que responda a las hormonoterapias, y las terapias dirigidas a la reducción de receptores HER2.

Dicho estudio, detalla ampliamente varias formas por las que el CBD combate el cáncer de mama triple negativo, concluyendo que el CBD modula el microambiente tumoral para inhibir el cáncer a través de múltiples mecanismos, controlando el crecimiento del cáncer y la metástasis en dos modelos de ratón.

http://www.moloncol.org/article/S1574-7891(14)00295-6/fulltext

Otro estudio publicado en la revista Journal of Medicinal Chemistry, tambien de 2015, encontró que un cannabinoide sintético inducía la muerte celular programada en ciertas líneas celulares, a través de la activación de los receptores CB2, en cáncer de mama triple negativo.

http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/acs.jmedchem.5b00078

Como podemos comprobar, existe amplia evidencia que nos lleve a pensar en una posible futura terapia para el tratamiento y la prevención de ciertos tipos de cáncer de mama. Resulta necesaria más investigación que confirme los resultados obtenidos hasta el momento, pero sobre todo resulta necesario reunir los medios y la infraestructura necesaria, y obtener permiso de las administraciones públicas para poder iniciar estudios clínicos en humanos.

En palabras del Dr. McAllister: La investigación básica adicional ayudará a conducir al desarrollo de terapias basadas en cannabinoides para el tratamiento de cánceres agresivos”.

 

Otros artículos científicos consultados:

  •  Fitoquímicos como adyuvantes a las terapias contra el cáncer convencionales (May 2016).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27262332

  • La activación simultánea inducida por heterodimerización entre el receptor de quimiocina CXCR4 y el receptor cannabinoide (CB2) revela un mecanismo de regulación de la progresión tumoral (Feb 2016).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26841863

  • Células ósea autónomas y su contribución con el receptor cannabinoide tipo 2 en la osteólisis inducida el cáncer de mama (Sep 2015).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26195631

  • Modulación del microentorno del tumor e inhibición de la vía  EGF/EGFR:novedosos mecanismos antitumorales del cannabidiol en el cáncer de mama (Abr 2015).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25660577

  • Descenso de regulación de la ciclooxigenasa-2 (COX-2) por ácido cannabidiólico, en células humanas de cáncer de mama (2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25242400

  • La orientación de los heterómeros de receptores CB2-GPR55 modula la señalización de las células del cáncer (Ago 2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24942731

  • Los efectos antiproliferativos combinados del aminoalcalinoide WIN55,212-2 y radiación en células de cáncer de mama (Feb 2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24259678

  • Receptores CB1 y CB2, nuevas dianas moleculares para tamoxifeno y 4OH-tamoxifeno (Nov 2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24148245

  • El cannabidiol inhibe paclitaxel inducida por el dolor neuropático, a través de los receptores 5-HT (1A), sin disminuir la función del sistema nervioso o la eficacia de la quimioterapia (Feb 2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24117398

  • Medicina química y farmacológica centrada en cannbidiol, un componente principal de la cannabis (2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24088353

  • Valoración crítica del uso potencial de los cannabinoides en la gestión del cáncer (Ago 2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24039449

  • El cannabidiol aumenta la permeabilidad xenobiótica, a través de la barrera de la placenta humana mediante la inhibición directa de la proteína resistente en cáncer de mama: un estudio ex vivo (Dic 2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23933222

  • Inducción del gen de ácido graso 2-hidroxilasa (FA2H) por Δ (9) tetrahidrocannabinol en células con cáncer de mama humanas (2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23535410

  • Perfiles toxicológicos de los cannabinoides sintéticos seleccionados muestran afinidades de alta unión al receptor cannabinoide CB1 (Jul 2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23494106

  • Papel de los receptores cannabinoides y vanilloides en la invasión células humanas de carcinoma mamario (2012).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23394450

  • Receptor dependiente y receptor independiente de la señal endocannabinoide: una diana terapéutica para la regulación del crecimiento (Mar 2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23069587

  • Ácido cannabidiólico, un importante cannabinoide de la cannabis, es un inhibidor de MDA-MB-231 de migración celular de cáncer de mama (Nov 2012).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22963825

  • El sistema endocannabinoide y el cáncer: implicación terapéutica (Ago 2011).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21410463

  • Nuevos análogos hexahydro-cannabinolicos como potenciales  agentes anti-cáncer,  inhiben la proliferación celular y la angiogénesis tumoral (Ene 2011).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20950604

  • Los cannabinoides reducen la progresión del cáncer de mama impulsada por ErbB2, a través de la inhibición de Akt (Jul 2010).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20649976

 

 


  • 0

Cannabinoides: dosificación por enfermedades.

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, información recogida sobre su uso tradicional, y opinión de expertos.

Muchas hierbas y suplementos no han sido aún lo suficientemente estudiados, por lo que su seguridad y eficacia no se pueden demostrar con rotundidad.

Por otra parte,  distintas marcas pueden preparar el mismo producto de diferentes formas, conteniendo ingredientes diferentes o variando su proporción. Incluso, los ingredientes pueden variar dentro de una misma marca, por lo tanto, las siguientes dosis pueden no ser aplicables a todos los productos.

En ningún modo esta lista, que pretende ser una guía genérica, puede sustituir la opinión de un especialista.

Por favor, es necesario SIEMPRE leer las etiquetas del producto, informarse de su composición y analizar la dosis con un especialista médico calificado antes de culquier cambio en su alimentación o terapia. Asimismo, asegúrese de la legalidad de empezar una terapia en su zona de residencia, consultando con su médico de referencia.

Adultos mayores de 18 años

Para el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de las células nerviosas):

  • 10 miligramos de THC se ha tomado por vía oral por día durante dos semanas.

Para prevenir las náuseas y los vómitos causados ​​por la quimioterapia:

  • 5mg por metro cuadrado, de una a tres horas antes de la quimioterapia. Después de la quimioterapia, la misma dosis cada 2-4 horas, sumando un total diario de cuatro a seis tomas.
  • 2mg de Nabilona la noche anterior, y dos o tres horas antes y después de recibir la quimioterapia.
  • 2-3mg de Nabilona, de dos a cuatro veces al día.
  • 3mg de Nabilona, tres veces al día como dosis de una sola vez, con una duración de cuatro días, y la duración de dos ciclos de quimioterapia.
  • 1-8mg/día de nabilona

  • 1-4mg/día

  • 1mg de nabilona, de 3 a 5 veces al día.

  • 2mg de nabilona, de 2 a 4 veces al día.

  • 4-50 miligramos por metro cuadrado de dronabinol diariamente como 10 miligramos por metro cuadrado de 4-5 veces al día, 12 miligramos por metro cuadrado dos veces al día, o 15 miligramos dos veces al día.

  • 1mg de nabilona vía oral, entre 8 y 12 horas antes de la quimioterapia, seguido de 0,5-2mg de nabilona 2-3 veces al día después de la quimioterapia, dependiendo del peso corporal.

  • 10 mg por metro cuadrado de THC vía oral, dos horas antes y cada ocho horas después de la quimioterapia.

  • Los cannabinoides también se han inyectado en el músculo durante el transcurso de 24 horas en forma de 0,5-1mg de levonantradol, tres veces al día.

Para el tratamiento de la dermatitis atópica:

  • El aceite de semillas de cáñamo, vía oral durante 20 semanas.

Para aumentar el apetito en las personas con cáncer:

  • 2,5mg/día de THC vía oral, con o sin 1mg de CDB, durante seis semanas.

Para tratar el dolor crónico:

  • Se han tomado por vía oral en forma de cápsulas o spray rociado en la boca como THC, benzopyranoperidine (BPP), cannabidiol (CBD), nabilona, dronabinol, o análogos de THC sintéticos (NIB ), con dosis de 2.5-20mg, en un promedio de 25 días.

  • Las dosis de nabilona de 0,25-2mg/día, durante un periodo de entre 4 y 6 semanas.

Las dosis de dronabinol de 10-20mg/día, cada seis horas y durante seis semanas.

  • En personas con cáncer, 5-20mg/día de THC vía oral, al igual que las siguientes dosis:

  • 2-8mg/día de nabilona por vía oral; 0,25-1mg/día de nabilona, vía oral durante cuatro semanas;

  • 1-2mg de nabilona dos veces al día durante un año;

  • 1-2mg de nabilona, en un intervalo de ocho horas

  • 0,5 miligramos de nabilona dos veces al día durante siete días, seguido de dos miligramos al día durante tres semanas.

  • 0,5-1mg de nabilona se ha tomado dos veces al día.

  • Una dosis de 10mg de THC vía oral, aumentando a una dosis máxima tolerada, en un periodo de seis semanas.

  • Los sprays sublinguales, se han utilizado dosis divididas de 2.5-120mg, durante dos semanas.

  • Las dosis de Sativex ® han sido de hasta 48 pulverizaciones/día, durante 1-2 semanas. Después, de 10-15 pulverizaciones diarias, o 4-8 pulverizaciones de una sola vez, o en periodos de cada tres horas.

Para mejorar el apetito en personas con fibrosis quística:

  • 2,5mg de dronabinol por vía oral, aumentando hasta un máximo de 10 miligramos al día durante 1-6 meses.

En el tratamiento de la demencia:

  • 2,5mg de dronabinol por vía oral, dos veces al día durante seis semanas .

En el tratamiento de trastornos de la alimentación:

  • 7,5-30mg de THC por vía oral, durante cuatro semanas.

En el tratamiento de la epilepsia:

  • 200-300mg de CDB por vía oral, durante un máximo de 4,5 meses.

Para mejorar el estado de los ácidos grasos:

  • Aceite de semillas de cáñamo por vía oral.

Para tratar los problemas de movimiento causados ​​por la enfermedad de Huntington:

  • 1-2mg/día de nabilona por vía oral, durante cinco semanas.

10mg por kilogramo de CDB/día por vía oral durante seis semanas.

En el tratamiento de los trastornos del sueño:

  • 40-160mg/día de CDB por vía oral.

Para tratar síntomas de esclerosis múltiple:

  • 2,5mg/día de dronabinol (Marinol) por vía oral, aumentando hasta un máximo de 10 miligramos al día durante tres semanas.

  • 15-30mg/día de cápsulas de extracto de cannabis por vía oral, con incrementos en la dosis de 5mg (en función de la tolerancia), durante 14 días.

  • Extractos de cannabis, incluyendo Cannador®, por vía oral durante 2-4 semanas.

  • Extractos de plantas de cannabis con una concentración de 2.5-120mg de THC – CDB, por vía oral, durante un periodo de 2 a 15 semanas.

  • Un aerosol oral (Sativex®), que contiene 2,7mg de THC y 2,5mg de CDB, en dosis de 2.5-120mg/día, en dosis divididas, durante un máximo de ocho semanas. Hasta 48 pulverizaciones en un período de 24 horas.

  • Sativex®, también ha sido rociado en la boca en periodos de 6 a 14 semanas.

Como suplemento nutricional, se ha tomado 15-30ml/día de aceite de cáñamo por vía oral.

En el tratamiento de la esquizofrenia:

  • 40-1,280mg/día de CDB vía oral, durante un periodo máximo de cuatro semanas.

Para tratar el síndrome de Tourette:

  • Se han utilizado cápsulas de gelatina que contienen 2,5-10mg de THC vía oral, en una sola dosis.

  • 2,5mg/día de THC vía oral, aumentando 10mg en intervalos de 2.5mg, en un período de tiempo de cuatro días, durante seis semanas.

Para tratar la artritis reumatoide:

  • 6 pulverizaciones de Sativex ® una vez al día, 30 minutos antes de acostarse durante cinco semanas

Para tratar el glaucoma:

  • Una sola dosis de 5mg de THC, bajo la lengua.

  • Una sola dosis de 20-40mg de CBD, bajo la lengua como una sola dosis. Sin embargo, 40 miligramos parecieron aumentar la presión del ojo.

Niños/ menores de 18 años

Actualmente no hay estudios concluyentes sobre efectividad y seguridad para su uso pediátrico, más investigación es necesaria.

Traducido libremente al español, desde la fuente original: (Clínica Mayo).


Ad

Estudios por categorías

TESTIMONIOS DE NUESTROS USUARIOS

Oscar

Acudimos a CBDnetwork buscando un aceite de calidad para uno de nuestros familiares, afectado de cáncer.
Su evolución ha sido muy positiva, usando el aceite junto con el tratamiento del hospital.
Damos las gracias a todo CBDnetwork, ánimo y seguid así.

Oscar
Translate »