BREVE GUÍA DE USO DE LA CANNABIS MEDICINAL

 

Siguiendo las publicaciones y guías realizadas por diferentes entidades, en cuanto a uso medicinal de cannabis se ha planteado una breve guía orientativa para el uso individual o particular de cannabis medicinal. Este documento no pretende sino aclarar y orientar a personas que por cuenta propia decidan o hayan decidido utilizar cannabis (y en particular, CBD, un cannabinoide no psicoactivo que se encuentra también en el cáñamo industrial) para paliar sus dolencias, por lo que no debe tomarse como un estudio científico en sí, sino más como una revisión de otras guías con cierta evidencia científica, ya publicadas. Más investigación resulta necesaria para poder decidir con base científica el uso médico de ésta polivalente planta.

La cannabis es una planta que tiene tallos fibrosos que son utilizados para fabricar papel, ropa, cuerdas y materiales de construcción. Las hojas, flores y raíces se utilizan con fines medicinales, y las semillas son utilizadas para la alimentación y fabricación de aceites y combustible. Las hojas y flores de cannabis se consumen de diversas formas. Una vez madura la planta, sus hojas y flores están cubiertas de tricomas (diminutas glándulas de resina ricas en cannabinoides y terpenos), que proporcionan efectos físicos y psicoactivos en nuestro organismo.

 

PRINCIPALES CANNABINOIDES

Actualmente, se conocen más de 100 tipos de cannabinoides y terpenos/terpenoides diferentes. Las concentraciones de cada uno de ellos, oscilan ampliamente en cada variedad, y también de planta a planta, dentro de la misma variedad. Los cannabinoides, terpenoides, y otros compuestos son segregados por los tricomas glandulares que se encuentran más densamente en las flores de las plantas femeninas.

El primer cannabinoide identificado y más conocido es el THC (delta-9-tetrahidrocannabinol). El THC es el que posee el efecto psicoactivo más significativo de todos los cannabinoides, y por este motivo ha sido el foco de atención tanto en la cría para su uso recreativo o medicinal, como en la investigación médica, debido a sus propiedades terapéuticas.

Sin embargo, posteriormente se han descubierto diversos cannabinoides sin propiedades psicoactivas, pero con efectos fisiológicos importantes que justifican su uso terapéutico:

 

  • El cannabidiol (CDB) alivia convulsiones, la inflamación, la ansiedad y las náuseas, y posee  muchas de las cualidades terapéuticas del THC, pero sin efectos psicoactivos. Es el cannabinoide principal encontrado en las variedades de cannabis con bajo contenido de THC. Los criadores modernos han estado desarrollando cepas con alto contenido en CBD para su uso medicinal.
  • El cannabinol (CBN) es medianamente psicoactivo. Disminuye la presión intraocular, y la aparición de convulsiones.
  • El cannabicromeno (CBC) promueve los efectos analgésicos (alivio del dolor) del THC y tiene efectos sedantes (calmantes).
  • El cannabigerol (CBG) tiene efectos sedantes y propiedades antimicrobianas. También disminuye la presión intraocular.
  • La tetrahidrocannabivarina (THCV) está demostrando ser una solución prometedora para la diabetes tipo 2 y trastornos metabólicos relacionados.

Vamos a describir las principales propiedades de los dos cannabinoides más estudiados, y comúnmente utilizados terapéuticamente:

 

Principales propiedades terapéuticas del THC:

  • Buen estimulante del apetito y reduce las náuseas y vómitos, por lo que es muy utilizado por pacientes con cáncer en tratamiento con quimioterapia.
  • Posee propiedades analgésicas moderadas que en sinergia con el CBD potencian su efecto contra el dolor, además es antiinflamatorio.
  • Relajación, alteración de los sentidos visuales, auditivos, y olfativos.
  • Posee una cualidad antioxidante leve suficiente para proteger a las neuronas contra el estrés oxidativo, por lo tanto es neuroprotector, incluso se ha demostrado que estimula la neurogénesis, es decir la creación de nuevas neuronas.
  • En ensayos también se ha probado su utilidad en mitigar espasmos y temblores.
  • Está comprobado que posee un fuerte efecto broncodilatador.
  • El THC es un agonista (es decir, un activador) de los receptores cannabinoides CB1, presentes principalmente en el cerebro por lo que su efecto es marcadamente cerebral/mental aumentando las funciones sensoriales como la visión, el oído, la sensibilidad a los colores, también aumenta la excitación sexual.
  • Produce un sentimiento de euforia potente, un bienestar mental y afina la mente favoreciendo la curiosidad y la creatividad.

Principales propiedades terapéuticas del CBD:

  • La más importante es la capacidad de inducir la muerte de células cancerígenas sin afectar a las células sanas de nuestro cuerpo, como si lo hace la quimioterapia. Actualmente muchos investigadores se encuentran estudiando el CBD como anticancerígeno y se ha descubierto que es muy efectivo en cáncer de mama, colon y algunos tipo de cáncer de cerebro.
  • Está ampliamente comprobado que reduce las convulsiones en personas afectadas por epilepsia.
  • Ayuda a controlar los desórdenes psicóticos, depresión y ansiedad,
  • Proporciona efectos neuroprotectores, en especial a los que acaba de sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Al igual que el THC, tiene efecto antiinflamatorio, analgésico y ayuda a controlar náuseas y vómitos.
  • Es un antagonista del THC, por lo que reduce o anula su efecto psicoactivo, ya que no actúa sobre los receptores cannabinoides presentes en el cerebro (CB1).

 

Pero eso no es todo, ya que además de los cannabinoides, otras moléculas de la planta de cannabis son biológicamente activas, y es sabido que tienen efectos sobre la salud, como son los flavonoides y terpenos o terpenoides (son los que proporcionan el sabor y el olor a cada cepa).

Además, es ya sabido que los cannabinoides y terpenos interactúan entre sí para mejorar los efectos terapéuticos de los demás, es decir, funcionan mejor juntos, y combinados de unas maneras u otras provocan unos efectos concretos.

 

Aunque biológicamente, la cannabis se clasifica como la única especie Cannabis Sativa, se han distinguido tradicionalmente  varias familias: Cannabis Sativa, Cannabis Indica y  Cannabis Ruderalis, aunque la última es rara. También hay híbridos, que son cruces entre variedades Sativa e Indica. La cannabis utilizado para la fibra se conoce típicamente como cáñamo y tiene sólo pequeñas cantidades del cannabinoide psicoactivo THC, por lo general menos del 1%, por lo que no está sometido a las restricciones legales del otro tipo cannabis, cultivado para su consumo. Actualmente, la ciencia moderna categoriza los diferentes tipos de plantas por su quimiotipo, y dicha clasificación ha quedado obsoleta.

PRINCIPALES TERPENOIDES.

Los terpenoides (comúnmente mal llamados terpenos) o isoprenoides son compuestos orgánicos aromáticos; a los que se originan en las plantas los denominamos fitoterpenoides. Se encuentran en muchas de ellas, y son los responsables de los diferentes olores de flores, frutos y cómo no, variedades de Cannabis.

Los terpenoides tienen probablemente numerosos usos desde el punto de vista terapeútico, y de su equilibrio con los diferentes fitocannabinoides parece depender el efecto terapéutico recibido, aunque es un tema complejo no lo suficientemente estudiado (denominado “efecto entourage”).La siguiente tabla resume los principales terpenoides y sus características principales. (Fuente:Anandamida-Gardens).

 

image02

MÉTODOS DE CONSUMO MEDICINAL

          

INGERIDO A TRAVÉS DE COMIDA O A TRAVÉS DE EXTRACTOS

 

Es una de las maneras más seguras para su consumo, pero hay que tener en cuenta que los efectos del cannabis consumido pueden ser más pronunciados. La aparición de los efectos es más tardía,  puede tardar una hora o más, y por lo general suelen prolongarse durante más tiempo, debido a la lenta absorción de los cannabinoides en el organismo.

Los cannabinoides son aceites hidrófobos solubles en grasa, lo que significa que se disuelven en aceites, mantecas, grasas y alcohol, pero no en agua. Los procesos que utilizan como base el aceite, la mantequilla, la grasa o el alcohol pueden extraer los cannabinoides del material vegetal.

El uso de cannabis en modo ingerido para ser efectivo, suele necesitar un poco de experimentación por parte de la persona, con diferentes productos y dosis. Además en el proceso de digestión de la cannabis, los cannabinoides se metabolizan de manera algo diferente, lo que puede producir  efectos más o menos pronunciados, dependiendo del individuo.

Se recomienda utilizar pequeñas cantidades y esperar al menos 2 horas antes de aumentar gradualmente la dosis, si es necesario. Tenga cuidado de utilizar un dosis muy superior a la adecuada, ya que puede provocar efectos no deseados, lo cual ocurre en mayor medida con productos ingeridos.

Sin embargo, esto no ocurre con los extractos puros de cannabinoides. Los más utilizados debido a sus propiedades terapéuticas son los extractos de CBD, pues suelen contener un ratio muy bajo de THC (inferior a 0,2%), por lo que no produce ningún tipo de efecto psicoactivo. Es la manera más segura y eficaz de consumo de cannabinoides, pues al ser productos estandarizados que contienen siempre la misma cantidad de cannabinoides, es más sencillo dosificar y llevar un control de la cantidad de cada cannabinoide que se está ingiriendo, exactamente.

Se puede encontrar muchos tipos de comidas a las que añadir cannabis, a través de la propia flor, en pastillas de hachís, aceite de cannabis; o a través de extractos ingeridos a través de tinturas, sprays, aceites, etc.

Encuentre su dosis ideal para mejorar sus beneficios terapéuticos, siempre aconsejado por un especialista.

       INHALACIÓN FUMADA EN CIGARRILLO

Es una buena manera de obtener un alivio inmediato, pues los efectos se notan rápidamente. Los estudios demuestran que gran parte del THC se absorbe en los primeros segundos de la inhalación.

La investigación parece demostrar que fumar cannabis no aumenta el riesgo de cáncer de pulmón u otros tipos de cáncer, si es consumida sin mezclar con tabaco.

Pruebe de 1 a 3 inhalaciones y esperar de 10 a 15 minutos para aumentar la dosis si fuera necesario, hasta encontrar la dosis adecuada. Lleve a cabo inhalaciones no demasiado profundas al principio y experimente si nota los efectos.

Para evitar la inhalación de productos químicos innecesarios, utilice papel de cáñamo o arroz, mejor sin blanqueantes y si es posible, quitando la goma.

INHALACIÓN A TRAVÉS DE UNA PIPA O UN BONG DE AGUA

Ofrece las mismas características que fumada a través de un cigarrillo, el efecto es rápido y efectivo, aunque es el método menos recomendable para el uso medicinal pues, el agua absorbe parte del THC y otros cannabinoides, y puede contener gérmenes o virus si no se realiza una limpieza adecuada en cada uso. Además si la pipa está hecha de plástico, goma o aluminio, puede producir vapores nocivos al calentarse. Sólo las pipas de vidrio borosilicato (o cazoletas cerámicas) son aceptables para su uso.

INHALACIÓN A TRAVÉS DE VAPORIZADORES

Es la forma más segura para inhalar cannabinoides ya que calienta los aceites cargados de estas sustancias, hasta el punto en el que se convierten en vapor en el aire, sin que otro material vegetal llega a la combustión, reduciendo drásticamente la cantidad de alquitranes y otros irritantes químicos que se crean en el momento de la pirolisis o combustión, que de otra manera serían inhalados. Los vaporizadores también emiten mucho menos olor que cualquier otro método de inhalación, por lo que son más discretos. Existen modelos de bolsillo muy cómodos y convenientes en el mercado.

APLICACIÓN TÓPICA

Los cannabinoides combinados con una crema tópica, penetran en los tejidos de la piel y el cuerpo, y permite la aplicación directa a las zonas afectadas (por ejemplo, reacciones alérgicas de la piel, post-herpes, neuralgia, tensión muscular, inflamación, hinchazón, etc.). Los cannabinoides interactúan con los receptores CB1 y CB2 que se encuentran por todo el cuerpo, incluyendo la piel. Además, su uso tópico no produce efecto psicoactivo. Queda por estudiar el grado de absorción de los cannabinoides en éste tipo de preparaciones, que depende dramáticamente de la base usada, y su real efecto terapeútico.

Tanto el THC como el CBD se utilizan de manera tópica por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, que provocan un importante alivio del dolor. La investigación hasta ahora se ha limitado a estudios sobre reacciones alérgicas de la piel, post-herpes y alivio del dolor. Sin embargo, los informes anecdóticos informan sobre la eficacia del tratamiento tópico con cannabinoides en:

  • Ciertos tipos de dermatitis (incluyendo atópica) y la psoriasis
  • Bálsamo para los labios, ampollas febriles, el herpes
  • Heridas superficiales, cortes, granos de acné, forúnculos, callos, hongos en las uñas
  • Reumatismo y dolores artríticos (hasta el segundo grado de artritis)
  • Tortícolis, dolores de espalda, dolores musculares y calambres, esguinces y otras contusiones
  • Flebitis, úlceras venosas
  • Hemorroides
  • Dolores de menstruación
  • Resfriado y dolor, bronquitis
  • Problemas asmáticos y con la respiración
  • Inflamación crónica de la laringe (aplicación en forma de una compresa Priessnitz)
  • Migraña, dolores de cabeza, dolores de cabeza por tensión

 

FÁRMACOS Y CANNABINOIDES SINTÉTICOS

 

Se trata de medicamentos que han sido desarrollados para cumplir con los requisitos reglamentarios y ser prescritos por los médicos.

Marinol®(Dronabinol)

El dronabinol (Marinol) se administra en cápsulas de glicerina, y está prescrito para tratar las náuseas y los vómitos causados ​​por la quimioterapia, y la pérdida de apetito y de peso en las personas que han adquirido el síndrome de inmunodeficiencia (SIDA), y paliativo en cáncer terminal.

Es un análogo sintético del THC suspendido en aceite de sésamo, que no contiene CDB u otros cannabinoides.

Sativex®

Sativex® es aerosol bucal, prescrito para aliviar varios síntomas de la esclerosis múltiple y del cáncer, incluyendo dolor neuropático, espasticidad, vejiga hiperactiva y otros síntomas.

A diferencia del anterior, no es un cannabinoide sintético, sino un extracto de un fenotipo seleccionado, derivado de dos cepas de cannabis, y clonado para presentar una cantidad de cannabinoides homogénea y estandarizada.

Sus principales componentes activos son el THC y el CBD. Cada aerosol de Sativex® contiene una dosis fija de 2,7 mg de THC – 2,5 mg CDB.

 

image04NOTA SOBRE CANNABINOIDES SINTÉTICOS Y RESEARCH CHEMICALS: Existen en mercado numerosas preparaciones que se venden como “cannabinoides legales”. Dichas sustancias químicas han demostrado ser bastante nocivas para la salud, causando incluso la muerte en algunos casos. El uso de dichas sustancias está totalmente desaconsejado.

http://energycontrol.org/infodrogas/otras/rcs-legal-highs-nuevas-sustancias-de-sintesis/articulos-generales/549-cannabinoides-sinteticos.html

EFECTOS A TENER EN CUENTA

Es muy importante tener en cuenta que cada persona tiene diferentes experiencias con la cannabis. Un individuo puede sentir liberación de estrés, mientras que otro puede sentirse sobre-estimulado. Hay muchos factores que influyen en el efecto:

 

  • La cepa de cannabis
  • Tipo: marihuana, hachís, extractos, etc.
  • El método utilizado y la dosis.
  • Factores del contexto: medio, entorno.
  • La experiencia e historia de consumo del cannabis.
  • Bioquímica del organismo.
  • Mentalidad y estado de ánimo
  • Nutrición y dieta de la persona.

Todos los tipos de cannabis medicinal producen efectos similares, incluyendo reducción del dolor y control de las náuseas, la estimulación del apetito, la disminución de los espasmos musculares, la mejora del sueño, y otros. Sin embargo, las diferentes cepas tendrán diferente contenido de cannabinoides y terpenos, lo cual producirá efectos más concretos.

Existen marcadas diferencias entre los tipos de cannabis sativa, índica o híbrida. Hoy en día, principalmente encontramos sobre todo híbridas, las cuales han sido creadas precisamente para producir ciertos efectos en nuestro organismo, u otros. Hoy en día puede ser difícil encontrar una índica pura o sativa pura.

En general, se distinguen entre Sativas e Índicas, en cuanto a los efectos que producen en nuestro organismo. Las híbridas, tendrán unos efectos u otros dependiendo del porcentaje Sativa-Índica que presenten.

 

Sativas:

Los efectos principales se producen en la mente, el pensamiento y los sentimientos. Su efecto es, generalmente,  estimulante.

Su uso terapéutico está indicado para:

 

  • Como estimulante/energizante.
  • Aumentar sensación de bienestar, la atención y la creatividad.
  • Reducir la depresión y mejorar el estado de ánimo.
  • Reducir los dolores de cabeza y migrañas.
  • Reducir las náuseas.
  • Aumentar el apetito.

 

Este tipo de plantas se caracterizan por un alto contenido en THC, por lo que en algunas personas puede provocar efectos no deseados, acompañados del conocido “colocón”:

  • Aumento de la ansiedad.
  • Aumento de sentimientos y pensamientos paranoicos

Índicas

Los principales efectos se producen en el cuerpo. Su efecto suele ser sedante.

Su uso terapéutico está indicado para:

 

  • Reducir el estrés y proporcionar relajación.
  • Relajar los músculos, disminuir los espasmos musculares.
  • Reducir el dolor y la inflamación.
  • Reducir dolor intenso de cabeza y las migrañas.
  • Aumentar el sueño.
  • Reducir la ansiedad.
  • Reducir las náuseas y estimular el apetito.
  • Reducir la presión intraocular.
  • Reducir la frecuencia e intensidad de las crisis epilépticas (anticonvulsivo).

 

No suelen producir efectos no deseados, pues son más bajas en THC, únicamente algunas personas informan de sensación de cansancio.

Con respecto a las híbridas, muchas personas informan de que encuentran algunas cepas más beneficiosas que otras. Por ello, en diferentes lugares del mundo y gracias a las nuevas políticas que están permitiendo su uso médico en determinados países y estados de los EEUU, se están cultivando cepas con altos contenidos de CBD y escaso THC para su uso medicinal. Esto permite que un mayor número de personas (niños con epilepsia refractaria, personas mayores, etc), puedan beneficiarse del uso de  cannabinoides para paliar sus dolencias.

Como se ha señalado anteriormente, los efectos también variarán de un individuo en base al contexto en el que se utiliza y el estado fisiológico de la persona cuando se usa, principalmente cuando consume THC (fumado, inhalado, ingerido).

EXTRACTOS DE CANNABIS Y CONCENTRADOS

En algunas partes del mundo, principalmente América, son comúnmente utilizados los extractos o concentrados de la planta de cannabis. Los concentrados se hacen con tricomas glandulares ricos en cannabinoides, que se encuentran en cantidades variables sobre las flores, hojas y tallos de la cannabis. Es en las flores de la hembra madura, donde se encuentra la mayor cantidad de tricomas.

Mediante diferentes procesos de extracción, se consigue obtener extractos puros de determinados cannabinoides, sobre una base de aceite o alcohol. El mayormente utilizado, pues al no ser psicoactivo, no está sometido a las restricciones legales del THC es el extracto de CBD, que suele tener un ratio CBD-THC del 1,5%-0,2%, además de otros cannabinoides y terpenos.

Como hemos ya mencionado, los cannabinoides y terpenos interactúan entre sí modulando los efectos de unos u otros. Por este motivo, los extractos puros de cannabis han resultado mucho más efectivos que los cannabinoides sintéticos o fármacos cannabinoides, en las investigaciones y ensayos realizados.

DOSIFICACIÓN

 

Es importante tener claro que el régimen de dosificación o cantidad adecuada depende tanto de la persona, como de la condición a tratar. Para obtener un máximo beneficio terapéutico, se aconseja el uso productos que contengan tanto cannabidiol (CBD) como tetrahidrocannabinol (THC), pues como ya hemos mencionado anteriormente, los cannabinoides interactúan entre sí mejorando y aumentando los efectos terapéuticos de los otros.

La sensibilidad de un paciente al THC es un factor clave para determinar la relación y la dosis de CBD necesaria. Por otra parte hay que tener en cuenta que el CDB puede disminuir o neutralizar los efectos intoxicantes del THC, pues es un antagonista. Es decir, un mayor ratio de CBD respecto a THC, se traduce en menor efecto psicoactivo o “colocón”.

También hay que tener en cuenta que los compuestos de la cannabis tienen una propiedad bifásica, lo que significa que dosis bajas y altas de la misma sustancia puede producir efectos opuestos. En general, pequeñas dosis tienden a estimular y grandes dosis a sedar. El exceso de THC puede amplificar los trastornos de ansiedad y del estado de ánimo. El CDB en cambio, no tiene efectos secundarios adversos conocidos en cualquiera de las dosis utilizadas en estudios, investigaciones e informes personales, sin embargo una dosis excesiva de CDB podría ser menos eficaz terapéuticamente de una dosis moderada.

Por ello, manera más eficaz de consumir cannabis medicinal es a través de los ya mencionados, potentes extractos de aceite de cannabis, los cuales  tienen diferentes proporciones de THC-CDB que se calibran para adaptarse a las necesidades y sensibilidades de cada paciente.

Lo primero y primordial es conocer la proporción o ratio personal de cada uno, pues un extracto bajo en THC, aunque no es intoxicante, no es necesariamente la mejor opción terapéutica para todas las condiciones médicas. Una combinación de CDB y THC probablemente tendrá un efecto terapéutico mayor para una gama más amplia de condiciones que el CDB o THC de manera aislada.

Sin embargo, hay que  conocer y tener en cuenta la situación legal de los  cannabinoides en nuestro país. El CBD y otros cannabinoides como el CBD, CBN, CBG son totalmente legales; se pueden extraer de variedades de cáñamo industrial cuya cosecha está permitida y regulada en nuestro país.

También existe CBD proveniente de plantas de marihuana con ratios altos de CBD y THC; obviamente ese CBD es ilegal al ir acompañado de más de un 0,2% de THC, además de provenir de plantas cuyo cultivo en nuestro país está penalizado.

El THCa, THC y sus derivados son ilegales en nuestro país aunque su consumo está permitido en ámbitos privados. Su venta está prohibida, pero generalmente se dispensa a través de Asociaciones Cannábicas, siempre que no haya cesión a terceros o venta, y el usuario/paciente esté inscrito como miembro legítimo de una de dichas asociaciones.

La excepción en cuanto a THC en nuestro país se da únicamente con  Sativex®, un spray bucal prescrito por los médicos para paliar los síntomas de la esclerosis múltiple. (2,7-2,5 mg THC-CBD).

De momento debemos ajustarnos a las condiciones legales del THC en nuestro país, restringiendo su uso, y utilizando extractos puros ricos en CBD, que además de otros cannabinoides concentra terpenos, aumentando así sus propiedades terapéuticas.

DIRECTRICES PARA ESTABLECER LA DOSIFICACIÓN CORRECTA CON EXTRACTOS DE CANNABIS

  • Decida la manera más adecuada para ud. de tomar el extracto de cannabis. El aceite de cannabis está disponible en diferentes formatos: aceites concentrados, aerosoles, cápsulas, comestibles,  etc.
  • Encuentre la proporción adecuada. Los extractos ricos en CBD (no contienen apenas THC, y como hemos visto, el CBD  reduce sus efectos), no tienen efectos adversos descritos en las investigaciones realizadas hasta ahora, así como en los reportes personales e informes anecdóticos, por lo que no debe existir temor en cuanto a probar su uso y conocer su eficacia.
  • Debido a que los efectos de los cannabinoides dependen, entre otros, de la propia bioquímica del organismo, es necesario experimentar, pues como ya hemos comentado, la cantidad adecuada para una persona, puede resultar escasa para otra.
  • Comience con una dosis baja. Especialmente si tiene poca o ninguna experiencia con el cannabis. Vaya incrementando el número de dosis diarias, en lugar de tomar una única dosis elevada.
  • Mantenga la misma dosis y el número de las mismas durante varios días y observe los efectos. En caso de no notar ningún efecto, puede ser necesario ajustar la proporción o cantidad de la dosis. Pruebe a aumentar, siempre de manera gradual la cantidad de cada dosis.
  • No se exceda si no nota el efecto en los primeros días, aumentando demasiado la dosis. Recuerde la propiedad bifásica de los cannabinoides.
  • Sea consciente de los posibles efectos secundarios sin consume contenidos superiores al 0,2% de THC.  Según la tolerancia y diversos factores individuales, puede amplificar los trastornos de ansiedad y del estado de ánimo. Otros efectos secundarios posibles son sequedad de boca, mareos y desmayos. También se ha descrito paranoia.
  • Consulte siempre a su médico. A pesar de que los extractos de cannabis en nuestro país, no están considerados como medicamento, sino que son complementos alimenticios naturales, existen muchos profesionales de la medicina que todavía son reacios a este tipo de terapias alternativas. Sin embargo, siempre se aconseja informar a tu médico sobre cualquier cambio en tu dieta. Se aconseja ser precavido a la hora de sacar el tema, y si el profesional se encuentra desinformado o no conoce el cannabidiol, coméntele que se trata de un aceite natural de cáñamo enriquecido con CBD y sin THC, del que se conocen ciertas propiedades beneficiosas para la salud, y sobre el que no se han descrito interacciones con fármacos ni efectos secundarios adversos. Anímele, a informarse.

 

DOSIFICACIONES PUBLICADAS

Los siguientes parámetros de dosificación se han sacado de una publicación realizada por la Clínica Mayo (Mayo Clinic), la cual es líder mundial con fines no lucrativos en atención médica, investigación y educación, para contribuir a la salud, el bienestar y a proporcionar la mejor atención médica, a través de la práctica integrada y la investigación clínica.

Hay que tener en cuenta que se habla de fármacos y no de extractos puros, es decir, se trata de cannabinoides aislados. Son necesarias dosis de 10 a 20 veces superiores cuando se utilizan cannabinoides aislados, en lugar de extractos. Los extractos completos, son mucha más efectivos a menores dosis, debido al conocido “efecto entourage”

http://cbdnetwork.es/2015/11/05/cannabis-el-efecto-entourage/

A continuación se realiza una traducción y resumen del artículo “Marijuana (Cannabis Sativa): Dosing” publicado por la Clínica Mayo:

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, información recogida sobre su uso tradicional, y opinión de expertos. Muchas hierbas y suplementos no han sido completamente estudiados, por lo que su seguridad y eficacia no se pueden demostrar.

Por otra parte, las distintas marcas pueden preparar el mismo producto de diferentes formas, conteniendo ingredientes diferentes o variando su proporción. Incluso, los propios ingredientes habitualmente pueden variar dentro de una misma marca, por lo tanto, las siguientes dosis pueden no ser aplicables rigurosamente en todos los productos. Es necesario leer siempre las etiquetas del producto y analizar la dosis con un especialista médico cualificado antes de iniciar una terapia.

Para el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de las células nerviosas):

  • 10 miligramos de THC (Marinol)vía oral al día, durante dos semanas.

Para prevenir las náuseas y los vómitos causados ​​por la quimioterapia:

  • Dosis de 1 a 8mg de Nabilona (THC aislado) al día.
  • 2mg de Nabilona la noche anterior. 2mg dos o tres horas antes, y 2mg después de recibir la quimioterapia.
  • De 2 a 3mg de Nabilona, de dos a cuatro veces al día.
  • 3mg de Nabilona, tres veces al día, con una duración de dos ciclos de quimioterapia.
  • 2mg de nabilona, de 2 a 4 veces al día.
  • 1mg de nabilona, entre 8 y 12 horas antes de la quimioterapia. Seguido de 0,5 a 2mg, de 2 a 3 veces al día después de la quimioterapia, dependiendo del peso corporal.
  • Los cannabinoides también se han inyectado en el músculo durante el transcurso de 24 horas en forma de de levonantradol; de 0,5 a 1mg, tres veces al día.

Para aumentar el apetito en las personas con cáncer:

  • 2,5mg al día de THC vía oral, con o sin 1mg de CDB, durante seis semanas.

 

Para tratar el dolor crónico:

  • Se han tomado por vía oral en forma de cápsulas o spray rociado en la boca como THC, benzopyranoperidine (BPP), cannabidiol (CBD),Marinol o análogos de THC sintéticos, con dosis de 2.5-20mg, en un promedio de 25 días.
  • Dosis de nabilona de 0,25 a 2mg al día, durante un periodo de 4 a 6 semanas.
  • Dosis de dronabinol de 10 a 20mg/día, cada seis horas,  durante seis semanas.

En personas con cáncer, de  5  a 20mg/día de THC sintético vía oral,  al igual que las siguientes dosis:

  • 2-8mg/día de nabilona por vía oral.
  • 0,25-1mg/día de nabilona, vía oral durante cuatro semanas.
  • 1-2mg de nabilona dos veces al día durante un año.
  • 0,5 miligramos de nabilona dos veces al día durante siete días, seguido de dos miligramos al día durante tres semanas.
  • 0,5-1mg de nabilona, dos veces al día.

Los sprays sublinguales, se han utilizado dosis divididas de 2.5-120mg, durante dos semanas.

Las dosis de Sativex ® han sido de hasta 48 pulverizaciones/día,  entre 1 y 2 semanas.

10-15 pulverizaciones diarias, o 4-8 pulverizaciones de una sola vez, o en periodos de cada tres  horas.

Para aumentar el apetito en personas con fibrosis quística:

  • 2,5mg de dronabinol (Marinol), aumentando hasta un máximo de 10 mg/día en un periodo de 1 a 6 meses.

En el tratamiento de la demencia:

  • 2,5mg de dronabinol por vía oral, dos veces al día durante seis semanas .

En el tratamiento de trastornos de la alimentación:

  • De 7,5 a 30mg de THC por vía oral, durante cuatro semanas.

En el tratamiento de la epilepsia:

  • De 200 a 300mg de CDB por vía oral, durante un máximo de 4,5 meses.

Para mejorar el estado de los ácidos grasos:

  • Aceite de semillas de cáñamo por vía oral.

Para tratar los problemas de movimiento causados ​​por la enfermedad de Huntington:

  • De 1 a 2mg/día de nabilona vía oral, durante cinco semanas.
  • 10mg/Kg de CDB al día, durante seis semanas.

En el tratamiento de los trastornos del sueño:

  • De 40 a 160mg al día de CDB, vía oral.

 

Para tratar síntomas de esclerosis múltiple:

  • 2,5mg al día de dronabinol (Marinol) vía oral, aumentando hasta un máximo de 10mg  al día, durante tres semanas.
  • De 15 a 30mg al día de cápsulas de extracto de cannabis vía oral, con incrementos en la dosis de 5mg (en función de la tolerancia), durante 14 días.
  • Extractos de plantas de cannabis con una concentración de 2.5-120mg de THC – CDB, por vía oral, durante un periodo de 2 a 15 semanas.
  • Un aerosol oral (Sativex®), en dosis divididas de 2.5 a 120mg al día, durante un máximo de ocho semanas. Hasta 48 pulverizaciones en un período de 24 horas.
  • Sativex®, también se ha utilizado en periodos de 6 a 14 semanas.

Como suplemento nutricional:

  • De 15 a 30ml al día de aceite de cáñamo,  vía oral.

En el tratamiento de la esquizofrenia:

  • De 40 a 1,280ml/día de CDB vía oral, durante un periodo máximo de cuatro semanas.

Para tratar el síndrome de Tourette:

  • 2,5mg al día de THC vía oral, aumentando en intervalos de 2.5mg, hasta un máximo de 10mg, en períodos de cuatro días, durante seis semanas.

Para tratar la artritis reumatoide:

6 pulverizaciones de Sativex ® una vez al día, 30 minutos antes de acostarse durante cinco semanas

Para tratar el glaucoma:

  • Una sola dosis de 5mg de THC, bajo la lengua (spray sublingual)
  • Una sola dosis de entre 20 y 40mg de CBD, bajo la lengua en una sola dosis. Sin embargo, a los 40mg parece ser que aumentó la presión del ojo.

image04Para la ansiedad, la depresión, los espasmos y las convulsiones pediátricas, muchos pacientes encuentran que resulta más efectiva una dosis moderada de un compuesto CBD-dominante (CDB-THC relación de más de 8-1). Se aconseja empezar por dosis bajas de extractos con CBD (unos 15 mg. x 2 veces al día) e ir subiendo la dosificación junto al facultativo dependiendo  efectos.

Amplia investigación clínica, así como informes de pacientes han mostrado que una proporción de 1-1 CBD-THC es eficaz para el dolor neuropático, cáncer, enfermedades neurológicas, y muchas otras dolencias, aunque a veces no muy bien tolerado por pacientes no habituados al THC.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

http://cbdnetwork.es

FUENTES ORIGINALES:

http://www.safeaccessnow.org/using_medical_cannabis

http://www.cannabisconsciente.com/thc-cbd-cbn/

https://www.projectcbd.org/cannabis-dosing

http://www.mayoclinic.org/drugs-supplements/marijuana/dosing/hrb-2005970

http://www.fundacion-canna.es/

 

Nota legal: CBDnetwork es una asociación sin ánimo de lucro. CDBnetwork y sus colaboradores no se hacen responsables de las opiniones aquí versadas por los citados medios. Más investigación es necesaria para esclarecer el posible uso terapeútico de la Cannabis y sus derivados. Siempre, antes de un cambio en tu dieta o medicación, consulta a un médico o especialista. El consumir cannabis o derivados no sustituye ninguna terapia o dieta.


Translate »