REVISIÓN DE EXPERTOS DE 60 ESTUDIOS SOBRE MARIHUANA MEDICINAL (PARTE I)

  • 0

REVISIÓN DE EXPERTOS DE 60 ESTUDIOS SOBRE MARIHUANA MEDICINAL (PARTE I)

                                          cbd-cannabis-oil

TRADUCCIÓN LITERAL DE UNA REVISIÓN DE EXPERTOS, realizada por ProCon.org*, publicada en su página web el 27/02/2015, en cuanto a estudios médicos relacionados con cannabis y extractos de cannabis se refiere, realizados entre 1990 y 2014.

Fuente original: http://medicalmarijuana.procon.org/view.resource.php?resourceID=000884

 

“Nuestra lista incluye únicamente estudios revisados, realizados entre 1990 y la actualidad, que han utilizado la planta de marihuana o extractos derivados de la planta, tales como Sativex y Epidiolex. Los estudios que incluyeron reproducciones sintéticas de compuestos aislados de la planta de marihuana (por ejemplo productos como Marinol, Nabilona, Cannabinor, entre otros), no fueron incluidos. Los estudios doble-ciego (en los que ni los sujetos ni los investigadores saben qué pacientes están recibiendo el placebo o el tratamiento real), se han observado como tal.

Los estudios han sido categorizados como FAVORABLE, DESFAVORABLE, NO CLARAMENTE FAVORABLE NI DESFAVORABLE, en relación al propósito específico que estaba siendo investigado en el estudio. Por ejemplo, un estudio que muestra los beneficios del uso de marihuana para tratar la esclerosis múltiple sería categorizado como FAVORABLE. Si los resultados se mezclaran, el estudio se mostraría como NO CLARAMENTE F/D. Un estudio que concluya que la marihuana no es útil para tratar una condición específica, debe ser etiquetado como DESFAVORABLE.

Hemos tratado de encontrar todos los estudios revisados, relacionados con probar la utilidad de la marihuana en el tratamiento de diversas condiciones de salud desde 1990, sin embargo, probablemente olvidamos algunos. A pesar de nuestros esfuerzos de buena fe, por favor tenga en cuenta que esta lista no es exhaustiva ni completa”.

ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA

1. FAVORABLE. Pacientes con ELA informaron de que la marihuana les proporcionó estimulación del  apetito, facilidad para dormir, así como, alivió la ansiedad y la depresión, y proporcionó  relajación muscular (2014).

Jacob Kaufman, MD, residente de tercer año en el Departamento de Neurología de la Universidad de Pennsylvania, et al., declaró lo siguiente el 29 de abril de 2014 en un estudio titulado “Uso de Medicinal de la marihuana y valor terapéutico percibido en pacientes con ELA (P3. 014) “, publicado en Neurology:

“El cannabis tiene propiedades inmunomoduladoras (capacidad de regular las funciones inmunes),  y efectos sobre la excitotoxicidad (proceso por el cual las neuronas se dañan), que sugiere que podría tener un papel modificador de la enfermedad  ELA (esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como enfermedad de Lou Gehrig).También hay  algunos informes anecdóticos que sugieren que la marihuana puede ser eficaz en el alivio de ciertos síntomas de ELA.

DISEÑO/MÉTODO: Se realizó una encuesta anónima a todos los pacientes con ELA que asistieron al Centro  Penn ALS, desde junio de 2013 hasta el presente (2014).

RESULTADOS: La encuesta fue proporcionada a 127 pacientes, y 102 la terminaron (tasa de respuesta del 93%). En total, el 21% informó de usar actualmente o haber usado marihuana medicinal para tratar sus síntomas de ELA. De ese 21%, la gran mayoría considera que resulta muy eficaz para la estimulación del apetito (75%), para conciliar el sueño (65%), para el alivio de la ansiedad (80%), para el alivio de la depresión (70%), y para proporcionar relajación muscular (60%)

CONCLUSIONES: Aquellos de nuestros pacientes que actualmente utilizan marihuana informan de un efecto positivo muy significativo en el tratamiento de muchos síntomas de ELA”. “abril 29, 2014 – Jacob Kaufman, MD

 

TRASTORNO BIPOLAR

1. FAVORABLE. Los pacientes con trastorno bipolar, que también presentaban trastorno por consumo de cannabis (TCC), tuvieron un rendimiento neurocognitivo significativamente superior, que aquellos pacientes que no presentaban TCC (2012).

Raphael J. Braga, MD, profesor asistente de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Hofstra North Shore-LIJ, et al., declaró lo siguiente en un estudio de mayo de 2012 titulado “Resultados cognitivos y clínicos asociados con el uso de cannabis, en pacientes con trastorno bipolar I, “publicado en Psychiatry Research:

“El objetivo del siguiente estudio fue comparar las medidas clínicas y neurocognitivas, de personas con trastorno bipolar, con una historia de TCC, frente a las que no presentaban un historial de TCC..

Los resultados sugieren que los sujetos que presentaban TCC, mostraron un rendimiento neurocognitivo significativamente mejor, particularmente en las variables atención, velocidad de procesamiento y memoria de trabajo.

Los datos sugieren que el cannabis podría tener un efecto beneficioso sobre las funciones cognitivas, en pacientes con trastornos psiquiátricos graves. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que los resultados sean debido a la necesidad de un cierto nivel de desarrollo de las funciones cognitivas  y de habilidades sociales, relacionados con la adquisición de drogas ilícitas”.Mayo 2012 – Raphael J. Braga, M 

2. FAVORABLE. Pacientes con trastorno bipolar de la personalidad, informaron sobre la mayor eficacia de la marihuana con respecto  a los fármacos tradicionales (1998).

Lester Grinspoon, MD, profesor de psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard, et. al. , escribió 1998 un  artículo titulado “El uso de cannabis como un estabilizador del estado de ánimo en el trastorno bipolar: Evidencia anecdótica y la necesidad de Investigación Clínica” en Journal of Psychoactive Drugs:

“Los autores presentan historias de casos en los que un número de pacientes encontraron el cannabis (marihuana) útil en el tratamiento de su trastorno bipolar. Algunos lo utilizaron para tratar la manía, la depresión, o ambos. Afirmaron que era más eficaz que los medicamentos convencionales, y ayudó a aliviar los efectos secundarios de los medicamentos. Una mujer encontró que el cannabis frenaba sus brotes maníacos; ella y su marido han trabajado para que esté legalmente disponible como medicamento. Otros informaron sobre el uso de cannabis como un suplemento al litio (permite la reducción del consumo), o para el alivio de sus efectos secundarios. Otros casos ilustran el hecho de que los consumidores de cannabis medicinal se encuentran en peligro de ser arrestados, sobre todo cuando los niños son alentados a informar por algunos de los programas de prevención de drogas.

Una analogía que se dibuja entre el estado de cannabis hoy en día, y el del litio en la década de 1950, cuando su efectos sobre la manía se había descubierto, pero no había estudios controlados. En el caso del cannabis, la ley ha provocado que realizar este tipo de estudios sea casi imposible, y la única evidencia disponible es anecdótica. El potencial del cannabis como tratamiento para el trastorno bipolar, lamentablemente, no puede ser explorado plenamente en las actuales circunstancias sociales”.  Abril-junio 1998 – Lester Grinspoon, MD

 

CÁNCER

1. FAVORABLE. El  Cannabidiol (CBD), inhibe la proliferación de las células de cáncer de mama (2011).

Sean D. McAllister, PhD, científico del Instituto de Investigación del Centro Médico California Pacific Medical, et al.,  declaró lo siguiente en su estudio de agosto de  2011 titulado “Vías de mediación de los efectos de cannabidiol sobre la reducción de la proliferación de células del cáncer de pecho, invasión y metástasis “, publicado en la revista Breast Cancer Research and Treatment:

“Existe un consenso general en el campo de la investigación sobre el cáncer, acerca de que la orientación de las múltiples vías que controlan la progresión del tumor es la mejor estrategia para la erradicación de los cánceres agresivos. Desde que se conoce que el CDB tiene una baja toxicidad, es un candidato ideal para su uso en tratamientos combinados con fármacos adicionales, y ya se utiliza en la clínica. Es importante destacar que el CDB parece interactuar a través de un sistema celular que regula la expresión de factores de transcripción clave (por ejemplo, Id-1) que controlan la proliferación de la célula cancerígena en la mama, la migración y la invasión. Los experimentos descritos en este manuscrito no sólo sirven para definir las vías a través de las que el CBD trabaja para controlar las células agresivas de cáncer de mama, sino también para demostrar la eficacia del CDB en modelos preclínicos. Una mayor comprensión de este sistema puede dar lugar a futuras terapias para pacientes con cáncer de mama, incluyendo el refinamiento adicional de análogos sintéticos de CDB. “agosto 2011 – Sean D. McAllister, PhD

[Nota del editor: El CDB fue adquirido por el Instituto Nacional de Salud a través del Instituto Nacional de Abuso de Drogas. CDB fue extraído de plantas de marihuana cultivadas en la Universidad de Mississippi]

2. FAVORABLE. Medicina basada en cannabis, protege contra las náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia (2010).

Marta Durán, MD, farmacóloga clínica de la Fundació Institut Català de Farmacologia de la Universitat Autònoma de Barcelona, ​​et al., declaró lo siguiente en su estudio de noviembre de 2010 titulado “Eficacia preliminar y seguridad de un extracto bucal  estandarizado de cannabis, sobre las náuseas y los vómitos inducidos por quimioterapia “, publicado en el British Journal of Clinical Pharmacology:

OBJETIVOS: A pesar de los avances en el tratamiento antiemético, muchos pacientes todavía sufren  náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia. Se trata de un estudio piloto, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, ensayo clínico de fase II, diseñado para evaluar la tolerabilidad, eficacia preliminar, y la farmacocinética de un ajuste de la dosis aguda de un medicamento a base de cannabis (MBC) que contiene delta-9-tetrahidrocannabinol y cannabidiol, tomado en comparación con las terapias estándar en el control de las náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia (NVIQ).

MÉTODO: Los pacientes que sufrían NVIQ a pesar de profilaxis con tratamiento antiemético estándar fueron asignados al azar para tomar MBC o a placebo, durante el período de 120 horas después de la quimioterapia, añadido al tratamiento antiemético estándar.

CONCLUSIÓN: En comparación con el grupo placebo, el MBC añadido al tratamiento antiemético estándar fue bien tolerado y proporcionó una mejor protección contra la aparición de NVIQ. Estos resultados deben ser confirmados en un ensayo clínico de fase III”. 11 2010 – Marta Duran, MD

3. FAVORABLE. Extracto de Cannabidiol (THC:CBD) alivia el dolor en pacientes con cáncer avanzado.

Jeremy R. Johnson, MBChB, ex Director Médico en el Severn Hospice de Shropshire y Gales, et. al, escribió lo siguiente el 06 de noviembre de 2009 en un artículo titulado “Estudio multicéntrico, doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo, de grupos paralelos, sobre eficacia, seguridad y tolerabilidad del extracto THC: CDB,  en pacientes con dolor intratable relacionado con cáncer”, publicado en la página web de Journal of Pain and Symptom Management:

El análisis primario de cambio desde la línea base, basado en las puntuaciones medias obtenidas en la Escala Numérica de Valoración del Dolor  (NRS), fue estadísticamente significativo a favor de THC:CBD en comparación con el placebo.

CONCLUSIÓN: Este estudio demuestra que el extracto TCH:CBD resulta eficaz en el alivio del dolor, en pacientes con cáncer avanzado, que no se sienten completamente aliviados con opiáceos fuertes”. 06 de noviembre 2009 – Jeremy R. Johnson, MBChB

*El siguiente extracto, aparece en la publicación original erróneamente dentro de la categoría Esclerosis Múltiple (estudio nº 8 de EM). Sin embargo hemos considerado que pertenece al mismo  estudio.

Jeremy R. Johnson, MBChB, ex Director Médico en el Severn Hospice de Shropshire y Gales, et. al, escribió lo siguiente el 06 de noviembre de 2009 en un artículo titulado “Estudio multicéntrico, doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo, de grupos paralelos, sobre eficacia, seguridad y tolerabilidad del extracto THC: CDB,  en pacientes con dolor intratable relacionado con cáncer”, publicado en la página web de Journal of Pain and Symptom Management:

“Este estudio comparó la eficacia de un extracto THC:CBD, un analgésico modulador del sistema endocannabinoide no opioide y un extracto de THC, con el placebo, para el alivio del dolor en pacientes con cáncer avanzado. En total, 177 pacientes con dolor por cáncer , que experimentaban analgesia inadecuada debido a la dosificación crónica con opiáceos, entraron en un ensayo de grupos paralelos, multicéntrico, doble ciego aleatorizado, controlado con placebo, durante un periodo de dos semanas.

El doble de los pacientes que tomaron extracto de THC:CBD mostraron una reducción de más del 30% de la puntuación NRS de dolor basal en comparación con el placebo (23 [43%] frente a 12 [21%]).  

Este estudio demuestra que el extracto de THC:CDB es eficaz en el alivio del dolor en pacientes con cáncer avanzado, que no se encuentran totalmente aliviados por opioides fuertes “.  05 de noviembre 2009 – Jeremy R. Johnson, MBChB

4. NO CLARAMENTE FAVORABLE NI DESFAVORABLE.  El extracto de cannabis (EC) y el THC fueron bien tolerados, pero no se encontraron  diferencias en cuanto a mejora del apetito o de la calidad de vida en los casos investigados (2006).

Florian Strasser, MD, Director Médico de Asistencia de la Sociedad Suiza de Cuidados Paliativos et al., escribió en un artículo de julio 2006 titulado “Comparación de extracto de cannabis administrado vía oral y Delta-9-tetrahidrocannabinol, en el tratamiento de pacientes con síndrome de anorexia-caquexia relacionado con cáncer: un estudio multicéntrico, fase III, aleatorizado, doble ciego, ensayo clínico controlado con placebo en grupo de estudio  Cannabis en caquexia” en el Journal of Clinical Oncology:

“OBJETIVO: Comparar los efectos del extracto de cannabis (EC), el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y placebo (PL) sobre el apetito y la calidad de vida (CV) en pacientes con  síndrome de anorexia-caquexia (CACS), relacionado con cáncer.

CONCLUSIÓN: La dosis oral de EC administrada fue bien tolerado por los pacientes con CACS. No se encontraron diferencias en el apetito o la calidad de vida de los pacientes, tanto entre  EC, THC, y  PL, como entre EC y THC, en las dosis investigadas” julio 2006 – Florian Strasser, MD

5. FAVORABLE. Los cannabinoides se han revelado eficaces en cuanto al alivio del dolor en pacientes con cáncer, y pueden inhibir el crecimiento de células tumorales (2003).

Manuel Guzmán, PhD, profesor de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid, declaró lo siguiente en su artículo octubre de 2003 titulado “Cannabinoides: Potenciales agentes anticancerígenos”, publicado en la revista Nature Reviews – Cancer:

“Los cannabinoides – los componentes activos de la Cannabis Sativa y sus derivados – ejercen efectos paliativos en pacientes con cáncer mediante la  prevención de náuseas, vómitos y dolor, y mediante la estimulación de apetito.

Además, estos compuestos han demostrado inhibir el crecimiento de células tumorales en cultivo y modelos animales por la modulación de las vías de señalización celular clave. Los cannabinoides son generalmente bien tolerados, y no producen los efectos tóxicos generalizados de las quimioterapias convencionales” octubre 2003 – Manuel Guzmán, PhD.

6DESFAVORABLE. Una revisión no encuentra evidencia suficiente para recomendar marihuana para prevenir los vómitos en pacientes con cáncer (1997).

Richard H. Schwartz, MD, profesor clínico de pediatría en la Universidad de Georgetown, Eric A. Voth, MD, Presidente del Instituto Global de Políticas de Drogas, et al., Escribieron lo siguiente en su artículo de febrero de 1997, titulado “Marihuana para prevenir las náuseas y vómitos en pacientes con cáncer: Un Estudio de Oncología Clínica “en el Southern Medical Journal:

“Si la marihuana fuera reprogramada por la Agencia de Control de Drogas, sería el único alimento o fármaco, aprobado por la administración de drogas y alimentos (FDA) para ser fumado. Médicos estadounidenses necesitan información oportuna, objetiva acerca de los patrones de uso probables y posibles efectos adversos de la marihuana medicinal, y una revisión completa de hechos de la literatura sobre el tema.

Enviamos una encuesta a 1.500 oncólogos clínicos estadounidenses. De particular interés fue si lo hicieron, y con qué  frecuencia en los últimos 24 meses, estos médicos recomendaron  fumar marihuana, tetrahidrocannabinol sintético, o 5-HT3 (serotonina) antagonistas (ondansetron [Zofran], granisetrón [Kytril]) a sus pacientes. También preguntamos si lo harían , y con qué frecuencia los oncólogos preescribirían  marihuana a través de cigarrillos, si fuera aprobado por la FDA. Se recibieron las encuestas completas de 1.122 de los oncólogos ( 75%).

El porcentaje de oncólogos que prescribieron  o recomendaron antieméticos seleccionados, fue cinco veces superior entre 1992 y 1994, supuso el 98% de 5-HT antagonistas, 6%  dronabinol (Marinol), y el 1% marihuana fumada. También se encontró que 332 de los oncólogos encuestados (30%) en esta encuesta a nivel nacional, apoyan la reprogramación de la marihuana con fines médicos; Sin embargo, dos tercios (67%) de los 332 encuestados que están a favor de la reprogramación estima, que prescribirían  al menos una receta mensual de cigarrillos de marihuana.

Una revisión exhaustiva de la literatura, no ha aportado evidencia suficiente para recomendar la marihuana como medicamento antiemético necesario”. Feb. 1997 – Richard H. Schwartz, MD  Eric Voth, MD

7FAVORABLE. Los oncólogos tienen una opinión favorable en el uso de la marihuana para prevenir los vómitos de la quimioterapia, en pacientes con cáncer (1991).

Rick Doblin, PhD, Presidente de la Asociación Multidisciplinar para Estudios Psicodélicos (MAPS), y Mark AR Kleiman, PhD, profesor de Política Pública de la UCLA School of Public Affairs, escribieron en un artículo de julio de 1991 titulado “Marihuana como Medicamento Antiemético: Una encuesta sobre las experiencias y actitudes de  oncólogos” en American Journal of Clinical Oncology:

“En la primavera de 1990 se llevó a cabo una encuesta anónima de una muestra aleatoria de los miembros de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (SAOC) en la que  se llevó a cabo una medición de las actitudes y experiencias de los oncólogos americanos, concernientes al uso antiemético de la marihuana en pacientes en tratamiento con quimioterapia por cáncer. La encuesta fue enviada por correo a alrededor de un tercio (N=2.430) de todos los miembros de la SAOC, con sede en Estados Unidos, y se obtuvo una tasa de respuesta del 43% (1035).

Más del 44% de los encuestados en el informe recomienda el uso (ilegal) de marihuana para el control de la émesis de al menos un cáncer, en pacientes con quimioterapia. Casi la mitad (48%) prescribiría marihuana a algunos de sus pacientes si fuera legal. Como grupo, los encuestados consideran la marihuana fumada algo más eficaz que el dronabinol sintético oral, legalmente disponible ([THC ] Marinol, Unimed, Somerville, NJ), y más o menos tan segura. De los encuestados, una mayoría (54%) considera que la marihuana debería estar disponible con receta médica.

Estos resultados llevan plantearse si la marihuana tiene actualmente un “aceptado uso médico”, que se encuentra en un contencioso conflicto administrativo y legal en torno a si la marihuana en su forma fumada debe estar disponible con receta médica, junto con THC sintético en forma oral. Esta encuesta demuestra que la experiencia de los oncólogos en el uso médico de la marihuana es muy extensa, y su opinión es que son más favorables de lo que las autoridades reguladoras parecen haber creído”. 07 1991 – Rick Doblin, PhD Marcos AR Kleiman, PhD

 

USO GENERAL

1. FAVORABLE. Los extractos de cannabis mejoran los síntomas neurogénicos intratables, como el dolor, el control de la alteración de la vejiga, los espasmos musculares y espasticidad (2003).

Derick T. Wade, MD, profesor en el Departamento de Neurología Clínica en la Universidad de Oxford, et al., Escribió en un artículo de febrero 2003 titulado “Un estudio preliminar controlado para determinar si los extractos de origen vegetal de la planta de Cannabis  pueden mejorar síntomas neurogénicos intratables”, en la revista Clinical Rehabilitation:

“OBJETIVOS: Determinar si los extractos medicinales de cannabis de origen vegetal (EMC) pueden aliviar los síntomas neurogénicos que no responde al tratamiento estándar, y cuantificar los efectos adversos.

Medidas utilizadas: Los pacientes dieron puntuaciones a los síntomas bienestar e intoxicación, registrados en una base diaria mediante escalas analógicas visuales.  Al final de cada período de dos semanas un observador clasificaba severidad y frecuencia de los síntomas en las escalas de calificación numérica, administrado las medidas estándar de discapacidad (Índice de Barthel), el estado de ánimo y la cognición, y eventos adversos registrados.

RESULTADOS: El alivio del dolor asociado tanto a THC como a CBD fue significativamente superior al placebo. El control de la alteración de la vejiga, los espasmos musculares y la espasticidad mejoraron con extractos medicinales de cannabis de origen vegetal en algunos pacientes con dichos síntomas. Tres pacientes presentaron hipotensión transitoria e intoxicación con un dosis rápida inicial de extracto que contenía THC.

CONCLUSIONES: Los  extractos medicinales de cannabis pueden mejorar los síntomas neurogénicos que no responden a los tratamientos habituales. Los efectos no deseados son predecibles y generalmente bien tolerados. Estudios de escala más amplios deben realizarse para confirmar estos resultados”. 02 2003 – Derick T. Wade, MD

2. FAVORABLE. El uso de marihuana ayuda en el programa  IND de  investigación de un nuevo fármaco de uso compasivo. Los pacientes se mantienen estables y necesitan un menor número de fármacos (2002).

Ethan Russo, MD, Asesor Médico del Instituto de Investigación sobre Cannabinoides, et al., señalaron en su estudio de cuatro de los siete pacientes de marihuana medicinal legal que quedan en el programa Compasivo IND, titulado “Crónica del Uso de en el Programa de Investigación de Nuevos Medicamentos Compasivos : Un examen de los beneficios y efectos adversos del cannabis clínico legal”, publicado en la edición de enero 2002 de la revista Journal of Cannabis Therapeutics:

“El objetivo de este estudio es examinar el estado de salud general de 4 de los 7 pacientes que sobreviven en el programa [Compasivo IND]. Este proyecto ofrece la primera oportunidad de examinar los efectos a largo plazo del cannabis en pacientes que han utilizado una conocida dosis estandarizada, esterilizada por calor con control de calidad de la marihuana bajo grado de 11 a 27 años.

Los resultados demuestran la efectividad clínica en estos pacientes en el tratamiento de glaucoma, el dolor osteomuscular crónico, espasmos y náuseas, y la espasticidad de la esclerosis múltiple. Los cuatro pacientes se encuentran estables con respecto a sus condiciones crónicas, y están tomando mucho menos medicamentos estándar que antes.

Se observaron leves cambios en la función pulmonar en 2 pacientes, mientras que secuelas funcionalmente significativas, atribuibles no fueron observadas en ningún otro sistema fisiológico examinado en el estudio, que incluyó: imágenes por resonancia magnética del cerebro, pruebas de función pulmonar, radiografía de tórax, pruebas neuropsicológicas, hormonales y ensayos inmunológicos, electroencefalografía, prueba P300,  historia y examen clínico neurológico.

Estos resultados apoyan la prestación de cannabis terapéutico a un número mayor de los pacientes necesitados. Creemos que el cannabis puede ser un medicamento seguro y eficaz con diversas mejoras sugeridas en el programa existente compasivo IND”. 01 2002 – Ethan Russo, MD.

 

GLAUCOMA

1.  NO CLARAMENTE FAVORABLE NI DESFAVORABLE. Dosis sublinguales (debajo de la lengua) de THC y CBD, produjeron resultados mixtos, cuando se utilizaron para tratar la presión intraocular (PI). (2006)

Lleana Tomida, MD, especialista de Oftalmología, et al. escribió en un artículo de octubre de 2006 titulado “Efecto de la aplicación sublingual de cannabinoides sobre la presión intraocular: Un estudio piloto”, en la revista Journal of Glaucoma:

OBJETIVO: El propósito de este estudio fue evaluar el efecto sobre la presión intraocular (PI)), además de la seguridad y la tolerabilidad de la administración bucal de una dosis baja de delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD).

CONCLUSIONES: Una sola dosis sublingual de 5 mg de THC redujo temporalmente la presión intraocular, y fue bien tolerado por la mayoría de los pacientes. La administración sublingual de 20 mg de CBD no redujo la presión intraocular, mientras que 40 mg de CBD produce un aumento transitorio de la presión intraocular. 10 2006 – Ileana Tomida, MD

 

VIH/SIDA

1. FAVORABLE. Fumar cannabis alivia el dolor neuropático en pacientes con VIH (2008).

Ronald J. Ellis, MD, PhD, profesor residente del Departamento de Neurociencias de la Universidad de California en San Diego, et al, declaró lo siguiente en su estudio de agosto de 2008 titulado “Cannabis medicinal fumado para el dolor neuropático en el VIH: Un ensayo clínico aleatorio cruzado”, publicado en Neuropsychopharmacology:

“En un ensayo clínico aleatorizado de doble ciego, como tratamiento adyuvante para el dolor neuropático en VIH asociado a la polineuropatía sensorial distal, los participantes recibieron cigarrillos de cannabis o placebo.

Entre los que lo completaron, el alivio del dolor fue significativamente mayor con cannabis que con placebo. La proporción de sujetos que lograron el alivio del dolor fue al menos del 30%, y fue de nuevo significativamente mayor con cannabis (46%) en comparación con placebo (18%). Se concluyó que el cannabis fumado fue generalmente bien tolerado y eficaz cuando se añade a la concomitante terapia analgésica en pacientes con dolor médicamente refractario, debido a la neuropatía asociada al VIH”. Aug. 2008 – Ronald J. Ellis, MD, PhD

2. FAVORABLE. El consumo de marihuana produce un incremento sustancial de la ingesta de alimentos en pacientes VIH-positivo (2007).

Margaret Haney, PhD, profesora asociada de neurología clínica en la Universidad de Columbia, et al.,, escribió lo siguiente el 15 de agosto 2007 en su estudio titulado “Dronabinol y marihuana en fumadores de marihuana con VIH positivo:Ingesta calórica, estado anímico y de sueño”, publicado en la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes:

“Objetivos: Este estudio controlado por placebo, evaluó marihuana y dronabinol a través de una gama de comportamientos: topografía de la comida, estado de ánimo, rendimiento cognitivo, medidas fisiológicas, y sueño.

Métodos: los fumadores de marihuana con VIH (n = 10) completaron 2 fases de hospitalización de 16 días. Las dosis de dronabinol (5 y 10 mg) y de marihuana (2,0% y 3,9% [DELTA] 9-tetrahidrocannabinol [THC]), se administraron 4 veces al día durante 4 días, pero sólo una de las drogas era activa por día, manteniendo de ese modo la dosificación de doble ciego. Cuatro días de lavado con placebo separó la condición de cada cannabinoide activo.

Resultados: En comparación con el placebo, con las dosis de marihuana y de dronabinol hubo un aumento de peso y de la ingesta calórica diaria en los fumadores de marihuana con VIH. Todas las condiciones con  cannabinoides producen intoxicación significativa, a excepción de dronabinol a dosis bajas (5 mg); la intoxicación fue calificada positivamente (por ejemplo, “efecto de droga buena”) con poca evidencia de malestar y sin deterioro del rendimiento cognitivo. Los efectos de la marihuana y el dronabinol fueron comparables, excepto en que sólo la marihuana (3,9% de THC) mejoró las condiciones del sueño.

Conclusiones: Estos datos sugieren que para los fumadores de marihuana con VIH, tanto el dronabinol (a dosis de  8 veces las recomendaciones actuales), como la marihuana fueron bien tolerados y produjeron un aumento sustancial y comparable en la ingesta de alimento”. 15 de agosto 2007 – Margaret Haney, PhD

3. FAVORABLE. El cannabis fumado alivió  el dolor neuropático crónico en pacientes con VIH (2007)

Donald Abrams, MD, Profesor de Medicina Clínica de la Universidad de California en San Francisco, et al.,, escribió el 13 de febrero 2007 un artículo titulado “El cannabis en la  dolorosa neuropatía sensorial asociada a VIH: un ensayo aleatorio controlado con placebo” en la revista Neurology:

Objetivo: Determinar el efecto del cannabis fumado sobre el dolor neuropático de la neuropatía sensorial asociada a VIH, y determinar un modelo experimental de dolor.

Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a fumar cigarrillos de cannabis (3,56% de THC), o cigarrillos de placebo idénticos, pero con los cannabinoides extraídos, tres veces al día durante 5 días.

Conclusión: El cannabis fumado fue bien tolerado y alivió eficazmente el dolor neuropático crónico de la neuropatía sensorial asociada a VIH. Los resultados son comparables a los medicamentos orales utilizados para el dolor neuropático crónico”.13 de febrero 2007 – Donald Abrams, MD

4. FAVORABLE. Fumar marihuana reduce el dolor neuropático crónico en pacientes con VIH (2005).

Donald Abrams, MD, Profesor de Medicina Clínica de la Universidad de California en San Francisco, et al., , escribió en 2005  “Terapia de Cannabis fumado en la dolorosa neuropatía periférica relacionada con VIH: Los resultados de un ensayo clínico aleatorizado, controlado con placebo “, publicado en The Journal of the International Association for Cannabis as Medicine:

“La marihuana fumada es eficaz, tanto en la reducción del continuo dolor neuropático crónico, como en la  reducción del dolor agudo en el modelo experimental de dolor. La magnitud de la respuesta del dolor neuropático es similar a lo que se observa con gabapentina, una intervención terapéutica ampliamente utilizada para la neuropatía del VIH”. 2005 – Donald Abrams, MD

5. NO CLARAMENTE FAVORABLE NI DESFAVORABLE. Pacientes con VIH informan que la marihuana ayuda a aliviar la ansiedad,  la depresión, mejora el apetito, alivia el dolor, entre otros (2004).

Diane Prentiss, MA, MPH, et al., escribió lo siguiente en su artículo titulado “Patrones de uso de marihuana entre los pacientes con VIH/SIDA, utilizada en un entorno de atención de salud pública”, publicado en la edición de enero 2004 en  The Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (JAIDS):

Objetivos: Analizar la prevalencia y los patrones de consumo de marihuana fumada y los beneficios percibidos, y evaluar los factores demográficos y clínicos asociados con el consumo de marihuana entre los pacientes con VIH en un contexto de atención de salud público.

Resultados: En general, la prevalencia de la marihuana fumada en el mes anterior fue del 23%. Los beneficios declarados  incluyen el alivio de la ansiedad y depresión (57%), mejora del apetito (53%), aumento de placer (33%), y alivio del dolor (28%). El uso reciente de marihuana estaba asociado positivamente con náusea severa  y reciente uso de alcohol, y negativamente asociado con ser latino.

Conclusiones: Los resultados sugieren que se debe instar a los dispensadores a evaluar de manera rutinaria y atender mejor las indicaciones de los pacientes para la auto-administración de cannabis. Dada la prevalencia estimada, la caracterización más formal de los patrones y el impacto del consumo de cannabis para aliviar los síntomas asociados con el VIH, están justificados. Se necesitan ensayos clínicos tanto con marihuana fumada, como en otras formas (no fumada), para determinar el papel de los cannabinoides, como agentes con potencial de mejora de la calidad de vida y los cuidados de salud entre los pacientes con VIH/SIDA. “enero 2004 – Diane Prentiss, MPH

6. FAVORABLE. Pacientes con VIH que usan marihuana en su forma fumada, y en forma de píldoras, han mejorado su función inmune (2003).

Donald Abrams, MD, Profesor de Medicina Clínica de la Universidad de California en San Francisco, et al.,, escribió lo siguiente en su artículo “Efectos a corto plazo de los cannabinoides en pacientes con infección VIH-1: un ensayo clínico aleatorizado, controlado con placebo”, publicado en agosto de 2003 en la revista Annals of Internal Medicine:

“Conclusiones: Los cannabinoides orales y fumados [marihuana] parecen ser seguros, en personas con infección por VIH con respecto a los niveles de ARN del VIH, los recuentos de células CD4 y CD8, o los niveles de inhibidores de la proteasa, sobre un tratamiento de 21 días.”

Los “Resúmenes de pacientes” adjuntos, proporcionados por la revista declararon:

“Los pacientes que recibieron cannabinoides (marihuana fumada o píldoras), habían mejorado la función inmune en comparación con los que recibieron placebo. También ganaron alrededor de 4 libras más en promedio que los pacientes que recibieron placebo.” Agosto 2003 – Donald Abrams, MD

7. DESFAVORABLE. El consumo de marihuana puede causar problemas en los pulmones, y el uso regular podría perjudicar a los pacientes con VIH (2001).

Donald P. Tashkin, MD, director de los laboratorios de función pulmonar en la UCLA, dijo lo siguiente en su artículo de junio de 2001 titulado “Efectos de fumar marihuana en el pulmón y sus defensas inmunitarias: Implicaciones para el uso medicinal en pacientes infectados por el VIH”, publicado en The Journal of Cannabis Therapeutics:

“El uso frecuente de marihuana puede causar lesiones en las vías respiratorias, inflamación de los pulmones y alteración pulmonar en la defensa frente a la infección. Las principales consecuencias pulmonares del consumo habitual de marihuana, particularmente importantes para los pacientes con SIDA, es la infección pulmonar sobrepuesta, que puede ser peligrosa para la vida del paciente gravemente inmunodeprimido.

En vista del efecto inmunosupresor del THC, la posibilidad de que un uso regular de marihuana podría mejorar la progresión de la infección por el VIH en sí mismo debe ser considerada, aunque esta posibilidad permanece inexplorada hasta la fecha”. 06 2001 – Donald P. Tashkin, MD

8. NO CLARAMENTE FAVORABLE NI DESFAVORABLE. Estudios de cultivos celulares muestran que la marihuana disminuye la resistencia a la infección, pero se requieren estudios en humanos, para determinar las consecuencias a largo plazo (2001).

Guy A. Cabral, PhD, declaró lo siguiente en su artículo de junio de 2001 titulado “Marihuana y Cannabinoides: efectos sobre las infecciones, la inmunidad, y el SIDA”, publicado en The Journal of Neurology:

“Los datos acumulados obtenidos a través de estudios de cultivo celular utilizando diversas poblaciones de células inmunes, extraídas de animales o de seres humanos, junto con los datos obtenidos utilizando modelos animales de infección, son consistentes con la proposición de que la marihuana y los cannabinoides alteran la función celular inmune, y pueden ejercer efectos deletéreos sobre la resistencia a la infección en los seres humanos.

Sin embargo, se han realizado pocos estudios epidemiológicos e inmunológicos longitudinales controlados para correlacionar los efectos inmunosupresores de la marihuana o los cannabinoides sobre la incidencia de infecciones o enfermedades virales en seres humanos.

Claramente, la investigación adicional para resolver las consecuencias inmunológicas a largo plazo de los cannabinoides y el consumo de marihuana en su relación con la resistencia a las infecciones en los seres humanos, está garantizada”. 06 2001 – Guy A. Cabral, PhD

 

ENFERMEDAD DE HUNTINGTON

1. NO CLARAMENTE FAVORABLE NI DESFAVORABLE. Se encuentra que el CBD no es tóxico, pero si ineficaz en la reducción de los síntomas de la enfermedad de Huntington (1997).

Paul F. Consroe, PhD, profesor emérito en el Departamento de Farmacología y Toxicología de la Universidad de Arizona, et al., escribió lo siguiente en su artículo de noviembre de 1991 titulado “Ensayo clínico controlado con Cannabidiol en la enfermedad de Huntington”, publicado en el revista Pharmacology, Biochemistry and Behavior:

“En base a los alentadores resultados preliminares con cannabidiol (CBD), un importante componente no psicoactivo de la cannabis, se evaluó la eficacia sintomática y la seguridad en 15 pacientes libres de neurolépticos con enfermedad de Huntington (HD). Los efectos del CDB por vía oral (10 mg por kg al día durante 6 semanas) y del placebo (aceite de sésamo durante 6 semanas) se determinaron semanalmente bajo un estudio aleatorizado,  doble ciego, de diseño cruzado.

En resumen, el CDB, a una dosis promedio diaria de 700 mg/día durante 6 semanas, no fue sintomáticamente eficaz ni tóxico, en comparación con el placebo, en pacientes libre de neurolépticos con HD”. noviembre 1.991 – Paul F. Consroe, PhD

 

ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL (EII), COLON IRRITABLE O ENFERMEDAD DE CROHN

1. NO CLARAMENTE FAVORABLE NI DESFAVORABLE. El cannabis mejora los síntomas de la EII, pero los pacientes con Enfermedad de Crohn (un tipo de EII), que usaron cannabis tuvieron mayor riesgo de necesitar cirugía (2014).

Martin Storr, MD, profesor asociado en el Departamento de Medicina de la Universidad de Calgary, et al., Declaró lo siguiente en su artículo de marzo de 2014 titulado “El uso de cannabis proporciona alivio de los síntomas en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, pero se asocia con un peor pronóstico en pacientes con enfermedad de Crohn “, publicado en Inflammatory Bowel Diseases:

“Método: Pacientes consecutivos con EII (n = 313), vistos en la Universidad de Calgary desde julio de 2008 a marzo de 2009, completaron un cuestionario anónimo estructurado, que media  motivos, patrones de uso, y  efectos beneficiosos y adversos subjetivos, asociados a la auto-administración de cannabis.

Resultados: El cannabis fue utilizado por el 17,6% de los encuestados, específicamente para aliviar los síntomas asociados con la EII, la mayoría por inhalación (96,4%). Los pacientes con EII informaron que el cannabis mejoraba el dolor abdominal (83,9%), los calambres abdominales (76,8 %), el dolor en las articulaciones (48,2%) y la diarrea (28,6%), aunque los efectos secundarios fueron frecuentes. El uso de cannabis durante más de 6 meses, para los síntomas de la EII fue un fuerte predictor de la necesidad de requerir cirugía en pacientes con la enfermedad de Crohn.

Conclusiones: El consumo de cannabis es común en los pacientes con EII y mejoró subjetivamente el dolor y los síntomas diarreicos. Sin embargo, el consumo de cannabis se asoció con un mayor riesgo de cirugía en pacientes con enfermedad de Crohn. Los pacientes que utilizan cannabis deben ser advertidos sobre el daño potencial, hasta que los ensayos clínicos evalúen la eficacia y seguridad. “marzo 2014 – Martin Storr, MD

2. FAVORABLE. Cigarrillos de cannabis projeron  beneficios clínicamente significativos, y sin efectos secundarios, en 10 de 11 pacientes con enfermedad de Crohn (2013).

Timna Naftali, MD, especialista en Gastroenterología en el Hospital Meir y la Clínica Kupat Holim (Israel), et al., declaró lo siguiente en octubre de 2013 en un estudio titulado “El cannabis induce una respuesta clínica en pacientes con enfermedad de Crohn: Un estudio  prospectivo-controlado con placebo “, publicado en Clinical Gastroenterology and Hepatology:

Se realizó un estudio prospectivo para determinar si el cannabis puede inducir la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn.

MÉTODOS: Se estudiaron 21 pacientes con puntuaciones en el  Índice de Actividad de la Enfermedad de Crohn (CDAI) superiores a 200, que no respondieron a la terapia con esteroides, inmunomoduladores o agentes del factor alfa de necrosis antitumoral. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a grupos que recibieron cannabis, dos veces al día, en forma de cigarrillos que contenían 115 mg de delta 9-tetrahidrocannabinol (THC), o placebo, que contenía flores de cannabis de las que se había extraído el THC. La actividad de la enfermedad, y las pruebas de laboratorio fueron evaluadas durante las 8 semanas de tratamiento, y durante 2 semanas después.

RESULTADOS: La remisión completa fue alcanzada por 5 de los 11 sujetos en el grupo de cannabis (45%), y por 1 de 10 en el grupo placebo (10%). Una respuesta clínica se observó en 10 de 11 sujetos en el grupo cannabis (90%) y en 4 de los 10 en el grupo placebo (40%). Tres pacientes en el grupo cannabis fueron relevados de la dependencia de esteroides. Los sujetos que recibieron cannabis reportaron una mejora en el apetito y el sueño, sin efectos secundarios significativos.

Conclusiones: A pesar de que no se alcanzó el punto final primario del estudio (inducción de la remisión), un curso corto (8 semanas) de cannabis rico en THC, produjo beneficios clínicamente significativos  libres de esteroides en 10 de los 11 pacientes con la enfermedad de Crohn activa, en comparación con el placebo, y sin efectos secundarios”. 10 2013 – Timna Naftali, MD

 

*ProCom.org, es una organización sin ánimo de lucro que busca promover el pensamiento crítico, la educación y la información para la ciudadanía, mediante la presentación de temas controvertidos, en un formato sencillo, no partidista, principalmente en un modelo de pros y contras. Se trata de una innovadora plataforma digital sin publicidad, que se ha convertido en una importante fuente de información imparcial y de educación cívica para estudiantes, educadores, legisladores, periodistas, y público en general.

Más información en: http://www.procon.org/

 

 

 

 

Commentarios

comments


Leave a Reply

Translate »